#54 El principio Capítulo 12

CAPÍTULO 12
Jake

“… Conspiró para someter a las personas de Tierra a través de la subversión, el terror y la violencia.
Cuatro. Que el acusado conspiró en derrocar a todas las formas legítimas de gobierno a través de
la subversión, el terror y la violencia. Cinco. Que el acusado cometió numerosos actos de homicidio tentado. Seis. Que el demandado cometió asesinatos contenidos en el apéndice 2C. Siete. Que el demandado cometió u ordenó cometer numerosos actos de tortura detallados en el apéndice 2D. Ocho. Que el acusado hizo. . “.

La lectura de la acusación de Visser Uno iba a tomar un tiempo.

El Tribunal de Crímenes de Guerra no tiene pena de muerte, solo prisión.

Los fiscales dijeron que era para algo así como ochocientos años de prisión. Y puesto que había un centenar de testigos, controladores humanos, hork-bajir, y nosotros, los Animorphs, no había mucho misterio acerca del resultado.


A Alloran no se le permitiría a declarar. Estaba demasiado cerca de ser auto-incriminación, había dicho el tribunal.


Se había tomado un año para organizar el
juicio. El mayor problema era cómo hacer para que el acusado se presente y participe en el procedimiento. De ninguna manera a Visser se le podía permitir tomar un cuerpo anfitrión.

Quiero decir, ¿cómo dar una orden judicial que implique un crimen?

Afortunadamente el pueblo de Ax estaban dispuestos a ayudar. Muy dispuestos. Andalitas técnicos crearon una caja para el yeerk. Era aproximadamente del tamaño de un libro de tapa dura. Contenía una fuente kandrona miniaturizado, un ordenador de interfaz y un sintetizador de voz.
Visser pudo escuchar y “ver” y hablar.

La caja, estaba pintada color lavanda por alguna razón andalita, era oscura. Estaba apoyada en un pedestal frente a la banca curva de los jueces.

Hubo un panel de cinco jueces, americano, holandés, chino, de Kenia, y el chileno.


Visser tenía media docena de abogados designados.
Se veían muy profesionales, muy hábiles, aun que igual sabían que tenían ninguna posibilidad.

Había una galería en un lado de la sala de audiencias donde estaban los medios de comunicación.

Atiborraron lo que parecía un centenar de cámaras en un espacio más pequeño que un baño.


El mundo entero estaba observando. Estábamos en directo
en cada estación por todas partes.
El edificio estaba rodeado de seguridad.
Probablemente la mitad de las personas en la audiencia eran seguridad o de inteligencia. Americana, francesa, británica, de Rusia, China, India, Israel. . .
era como un convenio de seguridad.

Y contando solo la seguridad visible dentro de la habitación, había una docena de hombres fuertemente armados de las fuerzas especiales holandesas.


La gente estaba muy determina
da en que Visser no escaparía.


Marco se inclinó y susurró: “Si
me tiro un pedos me dan diez mil tiros de proyectiles antes de poder decir que no fui yo”


Sonreí.


Marco estaba disfrutando de esto. Si él
daba su testimonio sin hacer una docena de chistes malos estaría asombrado.


Cassie estaba sentad
a justo detrás de él. Estuvimos intercambiado sonrisas y abrazos torpes. Había
temido eso durante meses.
No sabía que decirle. No parecía saber qué decir a nadie últimamente. Tal vez me estaba poniendo viejo.


Una parte de mí quería lo que habíamos tenido en
los viejos días, Cassie y yo. Pero eso no era posible. Lo sabía. Había llegado a aceptar que todo eso, todo lo que había tenido con Cassie, Tobias, Ax, incluso con Marco, toda eso era “en la guerra.” Y las cosas que eran “en la guerra” no parecían traducirse en la vida real. Como si estuvieran escritos en incomprensibles lenguajes de programación o algo así.

Todavía me preocupada por Cassie, por todos ellos. De alguna manera.

Mi vida se divide en tres partes: antes, durante y después de la guerra. Y como el durante fue tan abrumador, tan grande, tan intenso, las otras dos partes parecen tenues, oscuras y opacas.


Así me sentía ahora. Oscuro. Aburrido. Lento y estúpido. Estaba distraído, pero no por nada en particular. Había algo más en lo que debería estar pensando pero no podía recordar lo que era.

Entendí a Tobias. No pensé que huía de la rabia o incluso de la pena. Quiero decir, Tal vez al principio, sí, pero me preguntaba si tal vez, como yo, no sólo buscaba la simplicidad.


Tal vez.


¿Por qué Marco
no? Él prosperó en todo. Tenía atención, fama, emoción. Tal vez él era algo más resistente.

Ax estaba a mi derecha. No sentados, habían removido unas sillas para que él, Alloran y un oficial observador legal andalite llamado Salawan, podrían estar de pie cómodamente.

“… El caos. Dieciséis. Que el demandado realizó experimentos médicos realizados en sujetos humanos sin su permiso. Diecisiete. El acusado manipuló a más de un millón personas. Dieciocho. Que el acusado hizo .. “.

Me preguntaba qué pensaba Visser de todo esto. Era una escena muy poco abierta a los Yeerks. Los juicios a los yeerks era para los oficiales de más alto rango.

De repente, la lectura de la acusación estaba finalizada. Los demandantes estaban listos para su primer testigo.

“Hacemos un llamado a Jake Berenson.”

Me puse de pie. Mis piernas estaban rígidas de estar sentado. Caminé hacia el frente y me senté en una silla colocada en una pequeña cabina frente a los jueces y el demandado. Parecía extraño ver Alloran, la cara que yo asociaba con Visser Uno, de pie detrás del mostrador de acusación, libre, mientras que mi enemigo estuva representado por un cuadro de lavanda.

“La defensa se opone a este testigo.”

Un suspiro cruzó la sala. El abogado de Visser Uno, quien estaba de pie mirando nervioso y
presumido al mismo tiempo.

El presidente del tribunal, el juez chileno, se inclinó hacia delante. “¿Cuál es la naturaleza de su objeción? “

“Su señoría, este testigo debe ser puesto bajo el mismo proceso como criminal de guerra. Si algunos crímenes de guerra hechos por el yeerk Visser Uno, van a ser juzgados en este tribunal, se debe buscar la justicia imparcial. La verdadera imparcialcial de la justicia no se puede aplicar sólo contra uno lado en un conflicto. Si mi cliente va a ser juzgado por sus acciones en la guerra yeerk-humana, entonces también es necesario juzgar las acciones de este testigo. Con todo el debido respeto a este tribunal, este testigo es un asesino de masas. Un criminal de guerra.”

La objeción fue denegada. Procedí con mi testimonio. Pero encontré que no podía hablar. me sentí
como si estuviera ahogado, como si no hubiera aire.

Miles de millones de personas estaban viendo mi reacción. Miles de millones de personas me vieron congelado. Miles de millones que pensaban, “¿Este es el famoso Jake, el asesino de Yeerks? No se parece a lo que imaginaba.”

“Al parecer, el testigo está teniendo ciertas dificultades”. Dijo el abogado de Visser Uno con sonrisa leve.

“El testigo está desconcertado por su injustificada intervención “, dijo el fiscal acaloradamente.

El juez chino preguntó si necesitaba un momento para serenarme.


“No
“- Dije. “Estoy listo.” Pero no lo estaba. Estaba luchando contra el impulso de salir corriendo de la habitación.


“Diga su nombre y ocupación, para grabar.”


“U
h, Jake Berenson. ¿Mi ocupación? Supongo que soy desempleado.”


“¿Eres un estudiante?” Me sugirió el fiscal amablemente.

“No en realidad no.”

“Está bien. Informe a la corte cómo se dió cuenta de la presencia en la Tierra de la especie yeerk”.

“Muy bien,” dije. Para entonces hacer memoria y ser empujado por la corte hacia las sombras.

Recordé que estaba en el centro comercial con Marco y Tobías. Nos encontramos con Rachel y Cassie. Decidimos caminar juntos a casa. Decidimos tomar el acceso directo a través de la obra de construcción.


Una luz en el cielo.

El caza andalita.

El alien herido, el andalita, tambaleándose, cayendo.


El ataque de los yeerks.

Chapman.

Vi a Tobías convertido en un gato.


Mi primera metamorfosis.

Mi primera batalla. El estanque yeerk.


La comprensión de que Tom era uno de ellos.


La decisión, no mi decisión,
de que yo sería el líder.

Marco inventó el nombre: Animorphs.


Líder de l
os Animorphs.


El Tigre.

Mi batalla transformado, muchas veces.


Muchas batallas.


El fiscal me pinchó con preguntas.
yo le respondía. Pero los recuerdos llenaron el tribunal. No podía sacarlos de mi cabeza. Y cada pregunta activaba más.


Cuando levantaron la sesión para el día
siguiente. No había descrito ni el principio. Había estado en el estrado por sólo una hora, y apenas había comenzado mi testimonio. Y entonces vendría el interrogatorio.

¿Qué era lo que me pasa? Yo sabía que estaba haciendo algo mal. Yo sabía que había hecho el ridículo.


Salí de la sala inmediatamente
y caminé de regreso a mi habitación de hotel.

Me senté en la cama y me agarraré la cabeza entre las manos y me quedé así, no sé cuánto tiempo.


Escuché un ruido. Miré hacia arriba.


Un gorila.


Marco, por supuesto.

Cassie se destransformó y apareció debajo de la alfombra en una esquina.

De reojo vi Ax.


<Oye, Jake,> dijo Marco.


Luego
me dió con su puño gorila en un lado de la cabeza.

Traducido por Aniviciosa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s